Repóndeme Luna

•1 de noviembre de 2010 • 2 comentarios

Luna, yo que te veo,

te he sentido

a través del miedo

no huyas tú de mi pasado.

¡Oh, Luna qué bella

vas siempre,

repóndeme!

A… ¿Si alguna vez

yo seré alegre

como lo son las aves

que revolotean,

a… como las olas del mar

o del dulce sueño?

Dime, ¿Seré libre

como el Viento, mi amigo,

seré libre como el tiempo

que se lleva mis años

o peor aún para darme otro,

seré libre, Luna bella,

llegará a besarme

la Libertad con sus labios,

más finos que la seda,

traspasará los pequeños

hilos de mi piel, para…

… adentrarse adentro

con mi alma

y corazón?

¡Oh, Luna que bella

eres siempre,

respóndeme!

Anuncios

Fuera

•31 de octubre de 2010 • Dejar un comentario

Porque deseo esperar que pase todo más lento

que aún sea ayer, que aún no haya caído la lluvia

bajo aquellos infelices que no tienen donde ir,

porque todo lo que quiero es tener algo que escribir,

sentir ese placer que me recorre por los dedos

sentir ese gustillo que nace desde el corazón.

Deseo que se me queden las heridas abiertas

para recordar qué camino no he de seguir,

para estremecerme frente a la Luna

y que sus caricias sean miel en mis labios.

Deseo hoy por hoy, despertar en esta noche

mientras la gente duerme enloquecida

y hambrienta. Deseo que el Viento me traiga

los recuerdos que se cayeron al vacío

y que la brisa venga y se lleve estas pesadillas.

Siempre

•31 de octubre de 2010 • Dejar un comentario

Miles de historias he confundido hasta llegar a la nuestra

tantas veces me he equivocado de casa hasta llegar a tu puerta.

No consigo hacerme a la idea de estar flotando

voy de nube en nube creyendo poder encontrarte,

tal vez sea una ilusión más pero estaré dispuesta

a ver hacia dónde me lleva por tal de verte

con la lluvia cayendo, paraguas en mano

un beso en los labios y tan sólo un sentimiento

con varias ramas que desembocan en nuestros corazones.

Tal vez sea sólo un espejismo que acaba de iniciarse

sólo se mantiene ante mis narices tratando de despertarte.

Era tarde cuando te conocí no creías que era difícil de mí escapar

suelto como una cuerda y te ato a ella, presa eres de mi propia voluntad,

y no creas que no tengo miedo, de perderte de nuevo

como si todo esto hubiera sido una cruel broma de mi ser,

eres tú, mi especial regalo de vida, si tú me faltases, el aire me faltaría

y en pocos segundos mi Libertad caería, cayéndome yo junto a ella.

Frente al Espejo

•31 de octubre de 2010 • Dejar un comentario

Abiertos los ojos,

caídas las hojas

me tiendo envuelta en ideas

que confunden mis principios.

Pasadas las horas

olvido que existo

porque callo inconsciente

mientras el eco se esparce.

Derretidas las palabras

se confunden en su lecho,

no soporto encontrarme

parada frente al espejo.

Porque me aturde sus tristes pensamientos

desgarran mi niñez, escondiéndola, dejándola sola

sorteando su sabiduría, matando mi ser.

No aguanto los no despertares

porque dicen de mí, que no vivo,

yazco perpetua en el olvido

creando una ilusión perdida.

Los segundos se estremecen

perplejos inertes,

mi memoria se oscurece

tentando mi suerte.

2/10/07

•31 de octubre de 2010 • Dejar un comentario

Tengo una flor

guardada en un cajón

que florece cuando hace frío

que llora cuando se me rompe

el corazón.

Tengo un puñal afilado

entre las venas

cuando me entristezco

se clava más, cuando sufro

me hace gritar.

Tengo un verso impaciente

por salir.

Tengo una estrofa

aliviada por vivir.

Tengo una lágrima atravesada

que cuando soy amable

es cálida y cuando no

se enfría maliciosamente.

Tengo un grave dolor

de algo, que jamás se va

me hace tener ganas

de hacer lo que no hago

en otras circunstancias.

Tengo un sentimiento

que no sé de  qué va

me paro y pienso

siento algo y me muero.

7/10/10

•31 de octubre de 2010 • Dejar un comentario

Te vas sin decir nada
me llega un mal sabor a aire,
quiero tener tus labios
entrelazados con los míos,
quiero tocar tu cuerpo
sentirte parte de mí.

Te doy la bienvenida, casi que pasas de mí.
Me pregunto si estarás en toda la tarde,
no pude conectarme antes,
aunque tenía tantas ganas de hablarte
que no pude mantenerme callada,
ni tampoco parar de pensar en ti.

Quise entrar al encontrarme en casa,
ni comí por los nervios de encontrarme contigo.
Hay cosas que tú no sabes de mí,
tales como que yo no soy nada si no hablo contigo,
que no como nada, que el hambre lo perdí
al conocerte, que siempre quiero escuchar tu voz,
tu risa, ver esa mirada que me lleva a una sonrisa.

Eres la única que me haces sonreír de verdad,
eres la única con la que me gusta mi nombre,
sólo eres tú por quien me desvelaría en la noche
si me murieses en algún sueño.

No me acostumbro a tus pases de correo
pero me gusta en cierta parte tenerte en ambos lados,
y que confíes en mí, para lo que sea.
Me encanta mandarte besos,
acurrucarme en mi cama cuanto te miro
soñar con tu ojos clavados en mi mirada.

12/10/10

•31 de octubre de 2010 • Dejar un comentario

Soy cobarde a mirarte a los ojos
huyo del roce de tus labios,
siento frío me voy muriendo.

Cómo me cuesta decirte lo que siento,
cómo me cuesta decirte “te quiero”
cómo me cuesta olvidar mi dolor.

Soy cobarde desde que te conocí
me siento comida de miedo
esperándote a ti.

Ya no sé nada de mí, estoy confusa.

Tengo ganas de llorar, desaparecer,
creo que el final siempre está ahí,
para resguardar mi sufrimiento.

Mi Amada bipolar se alejó demasiado
ya no noto sus pies descalzos
en la cálida noche.

Su rostro siempre era firme y severo
su manto oscuro me recordaba a mi juventud,
ahora que lloro pensaré en ti.

Porque creo que ya dejaré de abrirme
porque todo en lo creí en sueños
son sólo eso sueños perdidos en la noche.

Soy cobarde, amo mi cobardía
amo el error que he cometido en abrirme
porque me enseñó que es mejor
sólo estar con uno mismo.

Y cuando los años pasen
tú seguirás tendida, en la hierba
de los parques.

Yo seguiré mi camino
entre letras que siempre conocí
susurrándote Amada mía
que gracias por existir,
pero no eres para mí.