Como en un sueño

-¿Volverás?
-Claro que volveré- dije sonrojada y con nerviosismo, hicimos un saludo lleno de gotas y nos despedimos.
-¿Te volveré a ver?
-Pronto, volveremos a estar como si esto no hubiese pasado nunca.
-¿En qué piensas?
-¿Pensar? Sólo lo hago ya, en sueños, ahora me guío por mi corazón, él nunca se equivoca, él nunca me dejará, es el soldado más fuerte de todas las batallas, es quien cura mis enfermedades, quien perdura mi Existencia, yo le debo todo, él no me debe nada, creo, sí, así es.
-¿Llegarás a ser feliz?
-No la necesito, todo lo que tengo, todo lo que habré necesitado está conmigo, y sé de sobra que nunca me dejarán.
-¿Puedo hacer algo por ti?
-Sigue, con tu vida, si me necesitas o sientes miedo, llámame, y vendré, pues las montañas no son ningún obstáculo, ni las charcas por las que voy a navegar, el verdadero obstáculo en la vida son nuestros torpes argumentos, quienes no nos dejan ver más allá de nuestra tonta estupidez, de creernos lo que nunca existirá.
-¿Y si quiero volver a verte?
-Quédate con los buenos momentos, no son sólo aquellos de dolor, pero, que supiste superar porque te hiciste más fuerte, no solo son aquellos en los que me veías tras mucho tiempo, también lo es hoy, porque es cuando de verdad empiezas a vivir, yo, solo soy un manual de instrucciones de mi propia vida, no te aferres a lo que te he dicho, sólo tenlo en cuenta, nunca habrá dos vidas iguales, por lo tanto nunca habrá dos personas iguales, la vida no la hace uno mismo, uno mismo se moldea ante ella, e intenta controlarla, al principio se da muchos palos, pero tiene que aprender a levantarse. Concéntrate en un caballo, son salvajes y siempre cuesta en el comienzo, con el paso del tiempo su testarudez va cayendo y caen ante ti.
-Gracias.
-No, no me des las gracias. No me debes nada. Y al referirte a mí…, a los demás. Di que era un sueño, el sueño más bonito que nunca podrás en Vida.
-¿Por qué?
-¿Por qué? Porque soy un sueño, gracias a ti he vuelto a vivir, y lo menos que puedo hacer es concederte la vida, la cuál anhelas con gran devoción, no llores porque no me vuelvas a ver, siénteme cuando el Viento te toque, que los pedazos de mí se pegaran en tus severos cabellos. -Hice una reverencia, sonreí. Y me fui de allí, hacia el abismo, respire profundamente mientras observaba a las olas romper frente a la roca, oí una voz mas no la escuché, y me tiré mientras reía, lloraba y recordaba el beso de la Vida, toqué el agua y desaparecí.
················································································································

-Algunos cuentan que me evaporé al transformarme en agua.
Otros, cuentan que sigo existiendo.
Yo, opino que es un poco de ambas y ninguna a la vez, porque soy un sueño, estoy en mis letras y el Viento me ayuda a caminar.
Nunca volveré a tener miedo, cuando sueñe en la Vida porque sé lo que pasará, que volveré…..
…. a ella.

Anuncios

~ por reptilinius en 6 de junio de 2010.

2 comentarios to “Como en un sueño”

  1. sin palabras nena………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: